Las matriculaciones de automóviles en el mercado español cerraron la primera quincena del mes con un volumen de 17.985 unidades, lo que supone un descenso del 19,6% en comparación con el mismo período del año anterior, según datos del Instituto de Estudios de Automoción (IEA) para la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam).

Por canales de ventas, las entregas a particulares experimentaron una reducción del 1,7% en la primera mitad del mes de agosto, lo que supone una disminución del 12.264 unidades, lo que refleja que la subida del IVA en septiembre "no está animando" a los conductores a adelantar sus compras.

Las matriculaciones del canal de empresas se situó en 4.828 unidades entre el 1 y el 15 de agosto, lo que representa un descenso del 40,2%, mientras que las compras de compañías de 'rent a car' experimentaron una bajada del 50,5%, hasta 895 unidades.

El presidente de la Asociación, Juan Antonio Sánchez Torres, afirmó que pese a la cercanía de la subida del IVA los compradores no adelantan sus compras porque "no pueden", y subrayó que el mercado español necesita "un estímulo económico y psicológico".

En este sentido, defendió la puesta en marcha de un plan de incentivos a la retirada de los vehículos de mayor antigüedad, similar al antiguo Prever, ya que contribuye al rejuvenecimiento del parque y ayuda a reactivar la demanda y dinamizar el sector.

Por comunidades autónomas, las ventas de coches cayeron en todas las regiones españolas durante los primeros quince días del mes de agosto, salvo en País Vasco, con una subida del 8,6%, y en Baleares, con un crecimiento del 3,3%.